Información

Novedades

Nuevo Drusa Amatista 8-12 cms Ver más grande

Drusa Amatista 8-12 cms

Nuevo

La amatista es una piedra muy poderosa y protectora, que impide lleguen a ti las energías negativas; de hecho si colocas una piedra amatista en tu casa a modo de decoración ésta además de adornar absorberá todas estas malas energías y liberará energías positivas, pues las transformará en su interior.

Más detalles

30 Artículos

10,00 € impuestos incl.

Más información

Es la piedra que tienes que utilizar si crees que te están atacando psíquicamente, pues te ayudará a defenderte de dicho ataque.

  •          Si quieres dormir, ya te contamos que tienes que colocar la amatista debajo de la        almohada.
  •          Si quieres que absorba las malas energías y proteja tu hogar coloca una amatista en cada cuarto de la casa; y si no es posible, ves cambiando la piedra de lugar cada día.
  •          Cuando vayas a realizar meditación bien puedes llevarla contigo en un bolsillo o incrustada en una pieza de joyería o colocarla a modo de adorno en la habitación donde vayas a realizar el ejercicio.
  •          Si quieres que te proteja a ti a modo de amuleto, tan solo tendrás que llevarla cerca de ti, cuanto más cerca mayor protección, así que si no la tienes a modo collar, pulsera o anillo, entonces llévala en un bolsillo o en el bolso.
    Eso sí, recuerda que para que funcione el amuleto, no tienes que decir el motivo real por que le que llevas la piedra.

¡Ah! Y no te olvides de activarla, para ello, tendrás que dejarla una noche con luna dentro de un vaso con agua con sal y al día siguiente cargarla con el sol durante unas horitas.

Reseñas

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escriba una reseña

Drusa Amatista 8-12 cms

Drusa Amatista 8-12 cms

La amatista es una piedra muy poderosa y protectora, que impide lleguen a ti las energías negativas; de hecho si colocas una piedra amatista en tu casa a modo de decoración ésta además de adornar absorberá todas estas malas energías y liberará energías positivas, pues las transformará en su interior.